La vaca que se subió a un árbol
La vaca que se subió a un árbol

La vaca que se subió a un árbol

Tina es La vaca que se subió a un árbol; es inquieta y le apasiona explorar y descubrir. Lo de pasarse el día en el prado no va con ella, así que no es de extrañar que un día se le ocurriese subirse a un árbol. Pero, ¿qué encontró cuando llegó arriba del todo?

Tina, una vaca única que no se conforma solo con pastar

La vaca Tina es muy curiosa, a diferencia de sus tres hermanas, a las que solo les interesa la hierba fresca y jugosa. Le encanta explorar, descubrir y siempre tiene alguna nueva y extravagante ocurrencia.

Un día, explorando el bosque, decide subirse a un árbol para averiguar qué se ve desde ahí arriba. Trepa, trepa y en lo más alto… se topa con algo inesperado!

En la cima del árbol conoce a alguien muy peculiar pero al contárselo a sus hermanas no la creen. Sin embargo, gracias a que no consiguen desanimar a Tina, finalmente serán sus hermanas quienes se unirán, casi sin darse cuenta, a la aventura que conlleva este nuevo descubrimiento.

Imaginación y curiosidad

Pero ¿con qué se encontró Tina en la copa del árbol? Tina quería averiguar qué se veía desde lo más alto, y encuentra otra manera de ver el mundo, otra manera de ser vaca, otra manera de disfrutar la vida no conformándose con lo que se supone que debe gustarle hacer a una vaca.

La vaca que subió a un árbol es una historia destinada a los más pequeños. Les invita a imaginar y a experimentar al igual que hace Tina. Con ella aprenderán que no todos tienen la misma visión del mundo y que no hay que dejar que los demás nos digan que nuestras ideas son ridículas.

Mirar más allá de lo que tenemos justo delante, no conformarse y abrirse a nuevas ideas puede no ser fácil para algunas personas, por lo que suelen poner trabas a quienes son imaginativos y quieren descubrir como es el caso de la vaca Tina.

La vaca que se subió a un árbol es uno de los álbumes ilustrados más vendidos de la autora Gemma Merino, que también cuenta otros con títulos muy conocidos de la literatura infantil como El cocodrilo al que no le gustaba el agua y La oveja que incubó un huevo.

De Gemma Merino (autora e ilustradora) – Editorial Picarona
A partir de 4 años – Colección Picarona – Español – Tapa dura – 32 páginas

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.